Nadine Heredia: ¿Cómo obtuvo US$ 215,000 en su cuenta sin tener empleo?

Según un informe del portal Ojo Público, los US$ 215,000 recibidos por la primera dama entre el 2006 y el 2009 se justificaron con contratos de trabajo que nunca fueron remunerados.

El cuñado del presidente Ollanta Humala, Ilan Heredia Alarcón, en junio del 2007 depositó en el Banco de Crédito US$4 mil en efectivo en una cuenta de ahorros. Las semanas y meses siguientes realizó la misma rutina – hasta el 2009 -, a veces con abonos mayores.

Según señala el informe del portal Ojo Público, en ese entonces el cajero del Partido Nacionalista de 27 años, no registraba empleo conocido, ni seguro social ni aportes a ningún fondo de pensión privado y apenas poseía línea de crédito. ¿Cómo hizo para acabar depositando más de US$ 67,000 en la cuenta de su hermana Nadine Heredia?

Aquel año el Ministerio Público inició una investigación por lavado de dinero contra la esposa del ahora presidente Ollanta Humala por la filtración de una transcripción incompleta de la investigación que había iniciado la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) sobre depósitos sospechosos en las cuentas bancarias de Nadine Heredia. Esto después de la campaña presidencial del 2006.

Las conclusiones que se desprenden de los informes de la UIF son que la esposa de Humala ocultó la real procedencia de los depósitos por US$ 215,000 que recibió en su cuenta de ahorros del BCP entre el 2006 y el 2009 y que utilizó contratos de trabajo, como los que firmó con Martín Belaunde, para sustentar dicho ingresos.

Según este informe técnico de 136 páginas, Heredia recibió US$ 215,000 de origen desconocido en su cuenta en dólares entre el 2006 y el 2009. De esta cifra, US$168,400 – más de la mitad del total- fue depositado en efectivo por personas de su entorno; su madre Antonia Alarcón le abonó US$21,750; su hermano Ilan Heredia, US$67,200; María Esther Zúñiga Loayza (pariente de la esposa de este último), US$31,300; Lino Bejarano Miranda depositó US$44,150; y Victoria Morales Erroch, US$4,000.

El informe también concluye que los que aparentan ser contratantes de la hoy primera dama, no tenían recursos económicos. ¿En qué gastó el dinero? Según la investigación el dinero sospechoso se gastó en consumos personales: la compra de su casa en Surco, el pago de su respectivo crédito hipotecario, la adquisición de otros bienes muebles, así como equipos audiovisuales y costosas joyas.

La primera conclusión de la UIF señala que: “Los abonos [en la cuenta de Heredia] fueron realizados por personas naturales que, según la información recabada [en la Sunat, la central de riegos de la Superintendencia de Banca y Seguros, la base de datos de las AFPs y otros bancos del sistema financiero], no contarían con condiciones económicas suficientes para solventar dichos gastos… algunas de ellas ni siquiera poseen RUC”.

Además advierte que “la modalidad con la que se ha operado [consiste] en recibir depósitos estructurados. [Es decir], importes de menor cuantía… menores a US$10.000… que son efectuados el mismo día con el supuesto fin de evitar los controles establecidos [por el banco]”.

“Aquellas cinco personas realizaron 35 depósitos en efectivo por un total de US$168,400 en la cuenta de Heredia entre el 2006 y el 2009. Casi todos los pagos fueron hechos mediante montos de hasta US$4,000, según los saldos bancarios de la esposa de Humala. En el mismo lapso en que Heredia empezó a recibir estos montos, acudió al BCP para obtener un crédito hipotecario con el objetivo de comprar una casa en la urbanización Chama (Surco) valorizada en US$160,000”, precisa el informe de Ojo Público.

¿Cómo obtuvo el crédito hipotecario?
En el verano del 2007, con la idea de presentarse con ingresos fijos debido a que no tenía empleo, la esposa de Humala entregó al BCP tres contratos de los trabajos que ella iba a tener hasta el 2010.

El primero con Centros Capilares -empresa vinculada a su amigo Martín Belaunde, quien figura como financista del Partido Nacionalista en las elecciones del 2006- quien debía pagarle US$90.000 por los próximos tres años; el segundo contrato con un jubilado que entonces tenía 76 años, Arturo Belaunde Guzmán (padre de Martín Belaunde y aportante de Humala en las presidenciales de aquel año con S/.132.400), quien se comprometía a pagar US$51.840 durante un año; y el tercer convenio con el diario venezolano The Daily Journal, del ingeniero Julio Augusto López, por US$4 mil a pagarse mensual o quincenalmente por un año.

El crédito se aprobó, con cuotas mensuales de poco más de mil dólares para pagar en 15 años. Siete meses después la Oficina de Cumplimiento del BCP detectó operaciones sospechosas en la cuenta de su cliente. La esposa de Humala, sorpresivamente, había efectuado cuatro pagos adelantados de cuotas de su crédito por un total de US$47 mil entre octubre del 2007 y junio del 2008, al mismo tiempo que cancelaba sus cuotas regulares .

El BCP ingresó a sus cuentas, las analizó y descubrió inmediatamente que ella nunca recibió los pagos que había prometido en los contratos por servicios y asesorías que tenía con las empresas Centros Capilares, The Daily Journal y con Arturo Belaunde Guzmán, quien fue el único que hizo un depósito desde el extranjero por US$17,200.

En lugar de encontrarse con los pagos de estos contratantes el banco halló los US$ 215,000 depositados por su madre, su hermano y otras personas de su entorno privado, que no tenían cómo justificar el manejo de semejantes montos.

El BCP procedió redactar un Reporte de Operaciones Sospechosas contra Heredia: “Se trata de un cliente sensible, esposa de un excandidato a la Presidencia de la República, y líder de un partido político. La actividad y la fuente de los fondos que ha canalizado a través de nuestra institución no han sido razonablemente sustentados, realizó pagos adelantados en efectivo de cuotas de su crédito hipotecario, cuyo origen [tampoco] ha sido razonablemente sustentado, los fondos depositados en efectivo en su cuenta de ahorro en ME [moneda extranjera] fueron realizados principalmente por su hermano [Ilan Heredia] de manera estructurada. [Por tales motivos] hemos decidido su reporte a la UIF”.

Contrato con Belaunde
En el primer contrato, Nadine Heredia se presentó como asesora de imagen de Centros Capilares, una empresa dedicada a la salud del cabello y al tratamiento de la calvicie. En este documento ella aparece como empleada de Martín Belaunde, quien había demostrado una supuesta capacidad económica al donar más de S/.260.000 para la campaña presidencial de Ollanta Humala en el 2006.

Tras analizar el primer contrato entre Heredia y Belaunde y los movimientos bancarios de la primera, La UIF concluyó que el pago prometido por el hoy reo en Bolivia nunca se realizó y solo sirvió para justificar los ingresos de la también dirigente del Partido Nacionalista y para evitar identificar el origen de los fondos.

Finalmente, el BCP indicó que Heredia presentó un cuarto contrato por US$5,555 mensuales con la empresa Apoyo Total, del arequipeño Eduardo Sobenes Vizcarra (otro exfinancista de la campaña humalista del 2006). La UIF tampoco halló depósitos de esta empresa en las cuentas de Nadine, que supuestamente brindó servicios de “fortalecimiento empresarial, diseño de plan de marketing y asesoría en comunicación” entre el 2008 y el 2009.

TAGS: UIF , Nadie Heredia

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Evidencia para la gestiónVidenza Consultores

La historia clínica electrónica: la gran ol...

Menos face más bookRafael Zavala Batlle

Encuentra tu propósito

El Vino de la Semana

Diego Cabrera y el Pisco

Disrupcion en la nubeDisrupción en la Nube

OCI: LA IMPORTANCIA DEL ANÁLISIS DE DATA PAR...

Herejías EconómicasGermán Alarco

Estrategia Nacional de Ciencia, Tecnología, ...

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO